El valor de nuestros empresarios

17 de noviembre de 2013

"Nos es grato comprobar la velocidad de adaptación de las empresas en el ámbito tecnológico".

Por Carlos Alarcia y Francisco Picó.


Somos testigos privilegiados, y lo decimos con orgullo por lo nuestro, de la impronta de valentía con la que muchos de nuestros empresarios van afrontando estos tiempos tan difíciles de superar. Y no nos cabe duda de que semejante labor de adaptación no solo se consigue con trabajo y esfuerzo, en el fondo están sus valores, el ADN de la empresa y del empresario. Solo por ellos se explica que muchas empresas, grandes y pequeñas, hayan asumido en estos tiempos el compromiso explícito de tomar conciencia social de los efectos que sus actividades puedan tener sobre el medioambiente y sobre la sociedad.

 

Queremos ensalzar la manera en la que se vienen mezclando valores esenciales con las herramientas tradicionales como fórmula necesaria para seguir adelante y generar elementos distintivos.

 

Entre otros, el mérito, la excelencia y el respeto a la diversidad se han puesto por encima de todo en los relevos generacionales que no siempre son sencillos en nuestras empresas familiares. También, destacar los esfuerzos en la implementación de planes que favorecen la conciliación y que no son otra cosa que la expresión de valores de cohesión y unidad con los que desarrollar nuevas etapas.

 

Nos es grato comprobar la velocidad de adaptación de las empresas en el ámbito tecnológico y de como se han conjugado bits, chips, pc’s y tablets con la eficacia en el trabajo, la igualdad de oportunidades y como han favorecido la transparencia en las transacciones de todo tipo.

 

Y es que solo con Responsabilidad, Respeto, Humildad, Honestidad, Excelencia, Merito y Cohesión, le estamos dando la vuelta a la tortilla y, con todas las dificultades, podemos afirmar que Alicante es una provincia dinámica con un tejido empresarial envidiable y con mucho futuro. A todos esos valores nos queremos sumar.

 

 

Documentos
Compartir: 
Noticias relacionadas