"Un mundo globalizado necesita una ética universal y un Derecho global"

2 de septiembre de 2014

MANUEL Olivencia (Ronda, 1929) es uno de los juristas españoles más relevantes. Aunque pasó su infancia en Ceuta y se estableció luego en Sevilla, aún busca refugio con frecuencia en su ciudad natal, a la que, asegura, lleva por bandera allá por donde va. Es doctor por la Universidad de Bolonia (Italia) y catedrático de Derecho Mercantil en la Universidad de Sevilla, donde ha tenido alumnos a la postre tan ilustres como Felipe González, quien en 1984 le nombró comisario de la Expo 92 de Sevilla. Además, es vicepresidente del bufete de abogados Cuatrecasas y preside el Patronato de Premios y Becas de la Real Maestranza de Ronda. 

 

-¿Le impresiona repasar su currículum? 

 

-Bueno, es que son muchos años trabajando, no he parado nunca. Y sigo sin parar. 

 

-¿Se siente con vitalidad para seguir con su trabajo? 

 

-Mientras pueda ser útil y me confíen tareas, estaré dispuesto. Gracias a Dios mantengo no solo una buena salud física, sino también una buena salud mental. Todavía tengo lucidez suficiente como para desarrollar un trabajo intelectual. Yo siempre digo que los profesores universitarios tenemos un elixir de la juventud, que es el tratar constantemente con jóvenes. Año tras año el profesor aumenta en uno la edad, pero en cambio los estudiantes son siempre de la misma edad, y eso rejuvenece. Sigo manteniendo mucho contacto tanto con los alumnos como con mis compañeros más jóvenes. Y sobre todo mantengo el interés por lo nuevo, que es importante. No hay que refugiarse en las viejas batallas, sino estar abierto a horizontes de futuro. Por ejemplo, uno de los trabajos en los que estoy colaborando y que más me apasionan es el de desarrollar un nuevo Derecho Mercantil, un nuevo código para la actualidad. 

 

Continuar leyendo en Malagahoy.es

 

Compartir: 
Noticias relacionadas