¿Empresas al banquillo de los acusados?

30 de julio de 2015

Artículo de Mª Teresa Moral

Por Mª Teresa Moral

«El español de presa, ansioso de despojar a otro de su fortuna, hace años se echaba al monte, con clásico calañé y trabuco naranjero, escapando de sus perseguidores a lomos de la jaca andaluza. Hoy crea sociedades, desfigura balances, simula desembolsos y suscripciones y, montado en la ignorancia de fiscales y magistrados, escapa sobre el cómodo asiento de su automóvil». Así se refería a la delincuencia económica el insigne penalista Luis Jiménez de Asúa al prologar, en 1934, la obra de Rodríguez Sastre sobre el delito financiero.

Hoy, la realidad ha cambiado. Además, desde el 1 de julio de 2015, jueces y fiscales disponen de mayor concreción y claridad para valorar si una empresa debe sentarse en el banquillo de los acusados, llegando a poder ser condenada como autora de un delito. Y ello con independencia de que también se sienten –o no– las personas físicas igualmente responsables.

(...)

Continuar leyendo en Lacronicavirtual.com

Compartir: 
Noticias relacionadas