La reforma concursal y sus principales implicaciones financieras para las empresas y el mercado

Girona, 24 de mayo de 2012

Agenda

Según las estadísticas publicadas por el INE, 1.958 sociedades se han declarado en concurso de acreedores en el primer trimestre de 2012, lo que supone un incremento del 21,5% respecto del mismo periodo de 2011. Estos datos reafirman la tendencia de que las empresas van a convivir, cada vez más, con aspectos concursales y de refinanciación que será imprescindible que incorporen en su día a día empresarial.

En este contexto, el día 1 de enero de 2012 entró en vigor la Reforma de la Ley Concursal, una verdadera reforma global que introduce importantes novedades para las empresas que buscan financiación, para los acreedores de empresas en concurso y, asimismo, para aquellas empresas o entidades financieras que, sin ser acreedoras, mantienen o pueden llegar a mantener relaciones con empresas concursadas.

A la vista de las aplicaciones prácticas de esta reforma, en el desayuno se abordarán las principales modificaciones de la Ley Concursal que pueden tener un impacto más acusado para las empresas, entre ellas:

• La novedosa metodología de comunicación y reconocimiento de créditos que supone una clara reducción de gastos para aquellas empresas con posición acreedora.

• La nueva regulación de los acuerdos de refinanciación: la clara apuesta del legislador por fomentar las refinanciaciones y sus efectos en las negociaciones con las entidades financieras.

• Los efectos del concurso transfronterizo en las exportaciones de nuestras empresas: posibles cláusulas a incorporar en los contratos o pedidos que se formalicen en el marco de estas entregas intracomunitarias.

• La posición reforzada de las Administraciones Públicas: la nueva modificación de la Ley del IVA y la especial mención a la responsabilidad del promotor o contratista ante empresas subcontratadas declaradas en concurso.

• La adquisición de activos de empresas en concurso: oportunidades de negocio y facilidades ofrecidas por la reforma.

Compartir: