La eliminación de la deducibilidad fiscal de las pérdidas en filiales y sucursales. Alternativas para su aprovechamiento

Zaragoza, 22 de noviembre de 2013

Agenda

La Ley 16/2013 ha introducido, como novedad sustancial, la no deducibilidad del deterioro de participaciones y de las pérdidas de sucursales en el extranjero y, bajo ciertas circunstancias, de las pérdidas obtenidas al transmitir inversiones en participadas, estableciéndose, a su vez, un régimen transitorio destinado a revertir los deterioros fiscalmente deducibles practicados en el pasado.

Creemos oportuno revisar en profundidad el alcance de las nuevas medidas, haciendo hincapié en las posibilidades existentes de cara a aprovechar las pérdidas en filiales bajo el nuevo escenario normativo, e introduciendo la necesidad de acometer un análisis exhaustivo de las participadas de cara a evitar la pérdida de créditos fiscales.

Compartir: