Patrimonio personal y empresarial. El incierto panorama fiscal

Zaragoza, 8 de mayo de 2015

Agenda

El incierto panorama político que puede resultar tras las próximas elecciones autonómicas y generales provoca una gran incertidumbre sobre cómo se regulará a futuro la imposición patrimonial.

La reciente reforma fiscal ha introducido sustanciales cambios normativos en el Impuesto sobre la Renta de la Personas Físicas y en el Impuesto sobre Sociedades, sin embargo, no se ha regulado, más allá de la prolongación de su vigencia, el Impuesto sobre el Patrimonio y tampoco se ha modificado a nivel general el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, lo que hace previsible una próxima modificación de los mismos.

Actualmente, la normativa propia de nuestra comunidad permite, en determinados supuestos, realizar transferencias patrimoniales intergeneracionales bajo un régimen beneficioso.

Adicionalmente, también existe un ventajoso régimen para determinadas inversiones empresariales, si bien, se encuentra condicionado al cumplimento de una serie de requisitos cuyo estricto cumplimiento viene siendo objeto de revisión administrativa.

Por tanto, resulta muy recomendable revisar las inversiones financieras, patrimoniales y empresariales al objeto de identificar, por un lado, la posibilidad de realizar transferencias aprovechando la actual normativa y, por otro lado, revisar si se cuenta con una estructura óptima que permita minorar los efectos impositivos sobre el patrimonio.

En colaboración con:

Compartir: