La COVID-19, los criterios ESG y la Ley 5/2021 marcan la política de retribución de las cotizadas

19 de julio de 2021

Willis Towers Watson, Georgeson y Cuatrecasas han analizado, por cuarto año consecutivo, los asuntos de mayor actualidad en materia de retribución de consejeros y altos directivos de sociedades cotizadas desde la perspectiva de los emisores, los inversores institucionales y los asesores de voto. Entre las principales conclusiones, los expertos han explicado que la temporada 2021 ha estado marcada por el impacto de la crisis de la COVID-19, la importancia de los factores ESG en las políticas de remuneraciones y la aprobación de la Ley 5/2021.

Francisco Pérez-Crespo Payá, socio del área de Mercantil de Cuatrecasas, ha inaugurado la sesión explicando la finalidad y las principales novedades que introduce la Ley 5/2021: “Entre otros, la nueva norma redefine el contenido de la política de remuneraciones y exige que los sistemas de remuneración por todas las funciones desempeñadas por los consejeros tengan su reflejo en los estatutos”.

Claudia Morante, Head of Corporate Governance en Georgeson España, ha destacado que los inversores han puesto especial énfasis en las moderaciones salariales y en la discrecionalidad de la comisión de retribuciones para otorgar los incentivos a los ejecutivos en la temporada 2021: “En este año de pandemia, las modificaciones en los objetivos de rendimiento, los ajustes de métricas o el bajo nivel de divulgación en relación con el pay for performance no han sido bien recibidos por el mercado”.

Cristina Martín, Senior Director de Talent & Rewards en Willis Towers Watson ha afirmado que, en los últimos años, las cuestiones medioambientales, sociales y de gobernanza (ESG) se han convertido en uno de los principales focos de atención para las compañías globales y suponen una ola de cambio: “El rol y responsabilidad del Consejo, la remuneración a consejeros y directivos y el impacto en el capital humano son parte de esta metamorfosis en curso”.

Por su parte, Juan Guerrero, Director de Executive Compensation en Willis Towers Watson, ha recordado que el diseño de los sistemas de incentivos debe responder principalmente a la consecución de los hitos estratégicos de la organización: “En el último año estamos viendo como cada vez más compañías están personalizando el diseño de sus sistemas de incentivos, más allá de los modelos estándar”.

Por último, el socio del área de Fiscal de Cuatrecasas Álvaro Antón ha explicado que, a pesar de los esfuerzos del legislador mercantil y fiscal por otorgar certeza en materia de retribución de administradores en las reformas de la Ley de Sociedades de Capital (LSC) y de la Ley del Impuesto sobre Sociedades (LIS) de 2014, su deducibilidad fiscal sigue siendo una cuestión controvertida: “La Administración Tributaria mantiene su interpretación restrictiva y el Tribunal Supremo, que ya se ha pronunciado sobre el alcance de la reforma en el ámbito mercantil (LSC), todavía no ha tenido ocasión de pronunciarse en el ámbito tributario (LIS)”.

 

Compartir: 
Noticias relacionadas