Y por fin luz en la deducibilidad fiscal de los intereses de demora: un conflicto que nunca tuvo que ser

18 de febrero de 2021

Por: Salvador José Llopis Nada y Rubén Díez Esclapez

En el verano del año 216 a.C., el general cartaginés Aníbal Barca contemplaba las murallas de Roma al mando de su ejército. Toda una gesta épica: después de reclutar un ejercito en el sur de la península ibérica, atravesó los Alpes en pleno invierno, aniquiló las legiones romanas en las batallas de Trebia, Trasimeno, y Cannas, y llegó a las puertas de la mismísima Roma. Sin embargo, en lugar de asaltar la ciudad, prosiguió con su ejército hacia el sur de Italia. Si Aníbal Barca hubiera sabido en ese instante que Roma acabaría arrasando su Cartago natal décadas después, probablemente habría atacado la ciudad, y el curso de la historia hubiese sido bien distinto.

Continuar leyendo lawyerpress.com

 

Compartir: 
Noticias relacionadas