UE | Estudio del Consejo de la UE sobre el Metaverso

El Consejo de la Unión Europea publica un estudio sobre los desafíos que suscita la irrupción del Metaverso

UE | Estudio del Consejo de la UE sobre el Metaverso
7 de junio de 2022

El Consejo de la Unión Europea publicó el pasado 9 de marzo de 2022 un estudio titulado “Metaverso – el mundo virtual y sus desafíos reales”, producido por el equipo de análisis e investigación que apoya en la reflexión estratégica y planificación política al Consejo.

El objetivo de este estudio consiste en examinar los potenciales desafíos y oportunidades clave que ofrece el Metaverso, un espacio donde se predice que el 25% de las personas pasarán al menos una hora diaria en 2026. Entre otras cuestiones, se evalúa: (i) por qué su desarrollo e impacto en la sociedad debería ser un motivo de inquietud para la Unión Europea; (ii) cuáles son los principales problemas que pueden surgir de la transformación y avance tecnológico; y (iii) cómo los gobiernos y el legislador han de responder a esta novedosa realidad virtual.

El estudio identifica los principales atributos del Metaverso. En concreto, lo caracteriza como una experiencia: (i) persistente/inmersiva&masiva (continúa indefinidamente, se siente como si fuera real y se produce a escala mundial); (ii) síncrona (en tiempo real para todos los usuarios); (iii) digital y real (abarca tanto el mundo real como el digital -phygital world-); (iv) económica (todos los actores crean, poseen, invierten, adquieren, venden y generan valor); y (v) interoperable (avatares, activos digitales y datos pueden transitar entre diferentes plataformas). 

Seguidamente, se analizan las causas que dan lugar al metaverso. Así, el estudio considera que el metaverso es el fruto de la convergencia de cuatro elementos clave: (i) la economía descentralizada (p. ej., NFTs o criptoactivos); (ii) la expansión de la vida social digital (p. ej., Decentraland o Roblox), (iii) la rápida evolución de las capacidades tecnológicas (p. ej., la realidad virtual y aumentada o el blockchain) y (iv) las inversiones masivas de los players principales (p. ej., Epic Games captó 2.000 millones de dólares en una ronda de inversión para impulsar el negocio del metaverso).

En esta línea, se hace especial mención a la evolución de internet, desde los primeros ordenadores hasta el despliegue de la web 3.0, pronosticándose la siguiente generación: el internet de los sentidos. En este futuro 6G, la tecnología será capaz de captar datos personales relativos a las facultades de oler, sentir y degustar de los usuarios.

Además, el estudio aborda uno de los puntos más interesantes y controvertidos, ¿se llegará a materializar un paradigma de web libre, descentralizada y abierta a todo el mundo (p. ej., dinero digital y derechos de propiedad encuadrados en una cadena blockchain)? Y si se materializa, ¿cuándo se desplegará y adoptará en toda su extensión? Se apunta que será en los próximos 10-15 años, de forma gradual, debido a las limitaciones que todavía presenta la tecnología actual. 

Ahora bien, ¿por qué se considera un reto a afrontar? El estudio aporta varias razones: (i) la necesidad de crear un modelo compartido entre los Estados, las empresas y los individuos; (ii) la geopolítica del metaverso, ya que la ausencia de fronteras y normas en el Metaverso puede poner en tela de juicio el principio de soberanía territorial; y (iii) las nuevas oportunidades en campos como la salud, la educación, el mercado de trabajo, la formación profesional o la industria, así como, los nuevos retos sobre la identidad, la reputación y la privacidad en un contexto digital.

Desde un punto de vista legal (el que más nos interesa), el estudio hace hincapié en el impacto del metaverso en la creación, adquisición, propiedad y adición de valor al mercado. Por consiguiente, será necesario atender a los mecanismos legales que permitan proteger los intereses de todos los actores, siendo muchas las ramas en las que tendrá una gran repercusión, tales como en el derecho de los consumidores, propiedad intelectual (tema abordado en nuestro blog), litigación o fiscal, etc.

Señala el estudio que deberá evaluarse si la legislación existente sigue siendo adecuada. Asimismo, probablemente sea necesario desarrollar nuevas herramientas y políticas a medida, que potencien un pensamiento político innovador que aclare el significado del concepto de jurisdicción en el espacio virtual.

El último punto desarrollado en el estudio trata de determinar si el conjunto de nuevas normativas previsto por la Unión Europea está preparado para el mundo inmersivo. Al no existir en la actualidad una intención por parte de la Comisión Europea de regular de manera expresa el metaverso, serán las regulaciones europeas ya en vigor o en tramitación las llamadas a ofrecer soluciones a los problemas surgidos en el contexto de los metaversos. Nos referimos a la regulación de los datos personales a través del  Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), así como a la Digital Services Act (DSA) y la Digital Market Act (DMA), que establecen, entre otras cuestiones, las obligaciones a seguir por los operadores de servicios digitales, incluidas las redes sociales, los mercados en línea y otras plataformas en línea (desarrollado aquí), o la Propuesta de Reglamento sobre la Inteligencia Artificial (AIA), que aborda los sujetos, contextos y garantías del uso de sistemas de IA.

7 de junio de 2022