España | Régimen de ayudas para el desarrollo de sistemas inteligentes de transporte por carretera

La comisión europea autoriza el esquema de ayudas español, destinado al establecimiento de sistemas de transporte inteligente, con una dotación total de 20 millones de euros 

España | Régimen de ayudas para el desarrollo de sistemas inteligentes de transporte por carretera
16 de febrero de 2022

El pasado 19 de enero, la Comisión Europea aprobó un nuevo régimen de ayudas español, que, con un presupuesto total de 20 millones de euros, persigue el establecimiento de sistemas de transporte inteligentes en la red de túneles y carreteras de España.

El presente régimen de ayudas ha sido notificado y autorizado al amparo del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR), pilar central de los fondos Next Generation EU, cuyo detonante fue la crisis sanitaria provocada por el COVID-19, y que aspiran a sentar las bases de una Europa más sostenible. En particular, el MRR se vertebra en cuatro ejes transversales plenamente alineados con las agendas estratégicas de la Unión Europea, la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, siendo éstos (i) la transición ecológica, (ii) la igualdad de género, (iii) la transformación digital y (iv) la cohesión social y territorial. Dichos ejes se articulan, a su vez, en 10 políticas palanca y 30 componentes orientados a una recuperación que fomente la creación de empresas y acelere la generación de empleo.

Así pues, el régimen de ayudas, que consistirá en la ejecución de 20 millones de euros a fin de mejorar la eficiencia y sostenibilidad del sistema de transporte mediante un programa de reformas estructurales y legislativas, será financiado íntegramente con cargo al MRR.

En concreto, el régimen tendrá primordialmente dos objetivos: de un lado, la mejora en la seguridad del tráfico, la eficiencia, la interoperabilidad, la eficiencia energética y la innovación en las autopistas y túneles gestionados en régimen de concesión; y, del otro, la mejora de la seguridad en la explotación y el mantenimiento de las carreteras. Asimismo también se pretende contribuir a un modelo más sostenible y digital de tráfico por carretera, limitando al máximo las posibles distorsiones de la competencia.

El régimen estará vigente hasta el 31 de diciembre del 2024 y consistirá en el otorgamiento de ayudas directas, que se adjudicarán a través de un proceso de selección competitivo, a los titulares de concesiones y a las empresas de explotación y mantenimiento (“O&M”) que operan en la red de carreteras del Estado.

Las ayudas irán específicamente destinadas a promocionar, entre otros, sistemas automáticos de detección de incidentes, sistemas de seguimiento de las condiciones atmosféricas en las carreteras, sistemas inteligentes de control de la iluminación, sistemas cooperativos para hacer más interoperable la red nacional de transporte y sistemas que permitan el funcionamiento remoto y automático de las obras de mantenimiento gracias a drones y maquinaria digitalizada.

La Comisión entiende que el esquema de ayudas facilitará el desarrollo de la digitalización de determinados servicios económicos vinculados a la infraestructura viaria, reduciendo, simultáneamente, su brecha digital. Asimismo, considera que la financiación es necesaria y proporcionada para que los inversores lleven a cabo los proyectos de digitalización. En este sentido, y con el objetivo de asegurar una asignación eficiente de los recursos, los titulares de concesiones y las empresas de O&M que soliciten la ayuda deberán presentar un análisis de costes y beneficios que demuestre su déficit de financiación y, además, el importe máximo de apoyo que puede recibir un proyecto se basará en estimaciones de costes razonables.

El texto de la decisión de la Comisión Europea no se encuentra todavía disponible. La nota de prensa oficial sobre la decisión puede consultarse aquí

16 de febrero de 2022